viernes, 31 de diciembre de 2010

EVANGELIO PARA JÓVENES: Alguien te llama, responde al teléfono


En este primer domingo del año y IIº de Navidad, leemos el prólogo de Jn 1,1-18. Me ha recordado el segundo poema del Cántico Cósmico de Ernesto Cardenal. La obra poética de mayor impacto que haya dado Latinoamérica en el s. XX, con Cantos de Vida y Esperanza de Darío y el Canto General de Neruda... J. Coronel Utrecho lo compara con la Divina Comedia de Dante y De rerum novarum de Lucrecio.

Toda la creación como una historia de diálogo. El diálogo como una cópula de amor. La creación como un poema que busca interlocutor. Las personas son diálogo, yo soy tú y tú eres yo, o somos como una llamada perdida. Leamos el poema en voz alta, como quien escucha la voz del que nos ama.

LA PALABRA

En el principio

antes del Big Bang

era la Palabra.

No había luz

la luz estaba dentro de las tinieblas

y sacó la luz de las tinieblas

las apartó a las dos

y ése fue el Big Bang

o la primera Revolución.

Palabra que nunca pasa

("el cielo y la tierra pasarán...")

... Él es en el que toda cosa es.

y en el que toda cosa goza.

Toda cosa coito.

Todo el cosmos cópula.

Todas las cosas aman, y él es el amor con que aman.

"El yang llama;

el yin responde."

Son los dos coros.

Son los dos coros que se alternan cantando.


La Creación es poema.

Poema, que es "creación" en griego y así

llama S. Pablo a la Creación de Dios, POIEMA,

como un poema de Homero decía el Padre Ángel.

Cada cosa es como un "como"...

Todo el cosmos cópula.

Y toda cosa es palabra,

palabra de amor.

Sólo el amor revela

pero vela lo que revela,

a solas revela,

a solas la amada y el amado

en soledad iluminada,

la noche de los amantes...

Oye el susurro de las cosas...

Lo dicen, pero dicen en secreto...

Quien tiene oídos para oír oiga...

Las cosas son palabras para quien las entienda.

¿Oís esas ranas?

¿y sabés qué quieren decirnos?

¿Oís esas estrellas? Algo tienen que decirnos.

Los dos coros.

"El yang llama;

el yin responde."

Dialécticamente

¿Oís esas estrellas? Es el amor que canta

La música callada.

La soledad sonora...

El firmamento lo anuncia como con letras de neón.

Cada noche secreteándose con otra noche.

Las personas son palabras.

Y así uno no es si no es diálogo.

Y así pues todo uno es dos

o no es.

Toda persona es para otra persona...

Soy Sí. Soy Sí a un tú, a un tú para mí,

a un tú para mí.

Las personas son diálogo, digo,

si no sus palabras no tocarían nada,

como ondas en el cosmos no captadas por ningún radio,

como comunicaciones a planetas deshabitados,

o gritar en el vacío lunar

o llamar por teléfono a una casa sin nadie.

(La persona sola no existe.)

Te repito, mi amor:

Yo soy tú y tú eres yo.

Yo soy: amor.

SE HIZO CARNE

El evangelista subraya que muchos no quieren dialogar. Pero quienes responden son hechos hijos e hijas de Dios porque el amor diviniza. La Buena Noticia es que la Palabra (que existía antes del Bing Bang) tomó nuestra carne y se hizo acariciable como nosotros, vulnerable por el amor, pero fuerte en su debilidad. Su nombre es Jesús, la Luz verdadera, y nos ilumina con su Amor gratuito y su Verdad sin tapujos.

¿Cómo responderás este año 2011 a la Palabra de Dios que te llama para conversar contigo? No dejes que sea la historia de un Diálogo interrumpido.

viernes, 24 de diciembre de 2010

EVANGELIO PARA JÓVENES: “Se ha revelado el amor misericordioso de Dios" (Tito 2,11)


José Feliciano - Niño Jesús

“Les anuncio una Buena Noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy ha nacido en la Ciudad de David (Belén, Casa del Pan) el Salvador, el Mesías y Señor” (Lucas 2,10-11).

Navidad es alegría y agradecimiento por el Don recibido.

Navidad es compromiso de huir de la impiedad y de la corrupción mundana.

Navidad es hacernos pequeños para los demás, ponernos a su altura, encarnarnos, hacernos uno de tantos.

Navidad es darnos gratuitamente sin pasar factura.

Por esto tenemos que defender el mensaje y el genuino sentido de Navidad, como dice el obispo Pere Casaldàliga. Porque hay demasiados anuncios que lo contradicen. Demasiados refugiados que no encuentran lugar para ellos. Demasiados mártires todavía. Pero “las estrellas sólo se ven de noche. Y de noche surge el Resucitado”.

El Niño desnudo y fajado de pañales. El Crucificado en la cruz, de quien se discute si tuvo o no un trapo que le tapara las vergüenzas. El Hombre Nuevo Resucitado, transparente y transgénico.

“Seamos cada día Navidad. Cada día seamos Pascua”.

O como cantábamos en aquel villancico del borícua Toni Croatto, haciendo tanta algarabía y poniéndole ganas a más no poder, en aquellos maravillosos años 90 de las comunidades de base latinoamericanas:

“Jesús hermano, Jesús, amigo Jesús extraño, Jesús vecino, Jesús el barrio, Jesús la gente, Jesús la vida… ¡Sencillamente!”

Jesús, la VIDA, ¡humana y divinamente!

¡Muchas felicidades!

sábado, 18 de diciembre de 2010

EVANGELIO PARA JÓVENES: “De cómo el hombre que se pierde llega siempre a Belén”.

Ya estamos en el IV Domingo de Adviento. Se encienden las luces de navidad, aunque este año brillen menos porque la administración las puso de bajo consumo. No hay Navidad sin Adviento. Sólo los que esperan encontrarán lo que nos trae Navidad. A veces nos molesta este tiempo y escaparíamos a otro país donde la Navidad no se celebre. Si no esperamos nada, Navidad se convierte en parafernalia vacía, con sus luces de pacotilla, sus comidas familiares sin reconciliación, las comidas de empresa sustituidas por la rutina de unos brindis sin compromiso social ni esperanza firme.

Reconozcamos que todos andamos un poco perdidos, que se nos olvida lo que buscamos y, sobre todo, la dirección adónde vamos. Entonces resuenan las palabras de Isaías (Is 7,10-14): “Pide una señal al Señor…” Respondemos: “No la pido, no quiero tentar al Señor”. Y entonces el profeta nos pone entre espada y pared: “¿No les basta cansar a los hombres, que cansan incluso a mi Dios?” ¿No quieren tentar a Dios pidiendo una señal o la verdad es que no creen que haya un Dios capaz de enviarnos señales para el camino?

“Miren: la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel”. Nos quedamos decepcionados: ¿Qué señal espectacular es ésa? Y Mateo se siente en la obligación de traducírnoslo porque sabe que hemos perdido el sentido de las palabras importantes: “Significa Dios con nosotros” (Mt 1,24).

Si ponen atención, verán que Dios nos acompaña en los niños que siguen naciendo, en la gente que nos quiere a pesar de nuestras limitaciones, en los enfermos que no jubilan las ganas de vivir, en las obras de misericordia con los que sufren, allá donde emprendemos pequeñas iniciativas a favor de la justicia y la paz.

Por esto traigo hoy aquellos breves versos de Luis Rosales (1910-1992) titulados “De cómo el hombre que se pierde llega siempre a Belén”

De noche, cuando la sombra / de todo el mundo se junta,

De noche, cuando el camino / huele a romero y a juncia,

De noche iremos, de noche, / sin luna iremos, sin luna,

Que para encontrar la fuente / sólo la sed nos alumbra”.

Ya basta. Este es el mensaje de los profetas y de los ángeles, de los poetas y de los heraldos de la buena nueva: Si nos sentimos perdidos en la noche, pero no dejamos de buscar… Si no renunciamos a la sed, pura y dura, bebiendo en cisternas agrietadas, encontraremos la fuente… Si contemplamos con cariño los acontecimientos cotidianos, podremos descubrir la huella divina. ¡Feliz Navidad!

jueves, 16 de diciembre de 2010

JRF, fotografías de época


El próximo 20 de diciembre conmemoramos un nuevo aniversario (101) del traspaso del P. Joaquim Rosselló i Ferrà. Para ayudar la celebración familiar de todos/as quienes lo amamos, he preparado dos álbumes de fotografías (1.11 y 1.12)

Imágenes que nos ayuden a conocer mejor los finales del siglo 19 y principios del 20, tomadas de colecciones de fotos antigu
as de Palma, la capital de Mallorca, de la Part Forana (Zona Rural) de la isla, del Archivo de la Congregación y de la magnífica ilustración que nos ofrecen algunos cuadros del Museu de Lluc.

Recorren su nacimiento cerca de la famosa Plaza de las Tortugas, al comienzo del Born, en el cuarto de criados de los Gual de Torrella, o sea, capitaleño y pobre. No guardamos fotos de esta época, pero lo podemos imaginar en un niño que juega en la fuente, caminando con su gorrita de niño pobre o esperando a un amigo para ir al catecismo. Observando a los mercaderes que llegan con sus productos frescos para el mercado o que van a pesar su paja. ¿Lo podríamos reconocer, con un poco de fantasía, en alguno de estos pequeños de pantalón y pelo cortos?

Sí que nos ha llegado la foto retocada del preceptor de los niños de una casa rica del vecindario, el famoso don Gregorio Trigueros, jesuita exclaustrado, que se convertiría en su ayo espiritual. Fotos de las angostas calles por las que iba al Seminario (Plaça de sant Geroni) cuando consiguió una beca a los 16 años como alumno externo.

Huellas de sus últimos cursos, cuando se preparaba para ser más pastor que beneficiado, más cura que teólogo o administrador. Su ordenación, antes de los 25, en un presbiterio de más de 700 curas. Marcado por la espiritualidad de un Dios que tiene corazón y de la Madre del Amor Hermoso. Su preferencia por los jóvenes (de modo que lo llamaron el “Luis de los tiempos modernos”) y por la formación del laicado.

Sus 26 años en la Congregación del Oratorio, donde aprendió de san Felipe Neri el secreto de la contemplación y del apostolado simpático. Su fuego apostólico que le llevó a misionar por los pueblos de la isla, con más perseverancia que ningún otro en todos los equipos que se formaron. Su confesionario austero, donde dirigió gente de todas las clases sociales. Los conventos de clausura todavía guardan su memoria de confesor discreto y santo.

La campanada que dio con su retirada a la montaña de Randa en busca de un salto de calidad. La capacidad de engendrar una nueva congregación misionera, cuando la Iglesia cuenta ya con tantas. La humildad de pasar por loco a los ojos del mundo, al volver a bajar para hacerse cargo del Santuario de Lluc. Su empeño en probar que era posible un Santuario distinto, como lo soñaron sus fundadores, popular y recogido, imán para los peregrinos y centro de expansión misionera.

Volvió a bajar al llano, cuando sus fuerzas decayeron, al monasterio de La Real, a las afueras de su Palma nativa. Entre el polvo de las obras, la preocupación por la formación de sus hijos congregantes, su apoyo a ministerios de frontera, los achaques de su diabetes… Se abandonó en manos de Dios, puede decirse que toda su vida fue un periplo dentro de la gran palma de su Mano, sin salirse nunca de su perímetro. Que su memoria nos renueve e inspire.

martes, 14 de diciembre de 2010

Carta a Pedro Mª. Aznárez en sus bodas de oro sacerdotales


P. Pedro Mª. Aznárez Marco, msscc

Valcheta (Río Negro, Argentina)

Mi querido Pedro Mari:

No puedo dejar pasar los días si no quiero llegar tarde a tus bodas de oro sacerdotales. El estar convalesciente, como tú sabes, y unos ciertos gramos de pereza y de respeto ante el papel en blanco, me empujarían a dejarlo para más adelante. Pero no, bien te mereces que te envíe una felicitación amigable y fraternal.

Porque siempre te sentí como un amigo y un hermano mayor desde aquel año 1951, cuando yo no era más que un pajarito de 9 años desarraigado del nido, y te encontré en la escolanía de Lluc, en el quinto de bachillerato.

Amigo y hermano en los años de Escolasticado, sobre todo en aquella memorable Academia mariana de la que tú eras presidente perpetuo y querías que yo fuera secretario también perenne. Te traicioné y cambié a otros aires más abiertos, pero no dejamos de ser amigos en los largos años en que la vida nos separó, cuando tú te enterraste en Argentina y yo en el Caribe.

Te agradecí de corazón, cuando dejaste tu retiro para aceptar el cargo de superior general, y reconozco que yo fui uno de los que te presionaron aunque te iba tan a contra gusto. Siempre recordaré las palabras de tu aceptación: “¿Y cómo voy a decir que no… si ustedes me han elegido?”

Tuve oportunidad, en aquel sexenio, de volver a compartir contigo el amor por la Palabra de Dios, la espiritualidad de los Sagrados Corazones, aquellos primeros cursos de formación para Misioneros Laicos que inventamos con tanta ilusión.

Luego volviste a ese rincón del mundo, del que no querías haber salido nunca… y ahí sigues, a tus cincuenta de sacerdocio, en la provincia de Río Negro, pastoreando el pueblo, predicando desde la emisora, elaborando miel, cosechando vino… Siempre en pequeñas cantidades, pero con mucho amor. Hemos discutido bastante, pero nos hemos apreciado y respetado más.

Hoy me impresiona dar este testimonio de lo que he visto y contemplado en ti, en el mismo día en que nos ha dejado nuestro hermano rwandés Jean B. Nyandekwe. ¡Qué misterio insondable! Acabado de ordenar, cuando tantas esperanzas depositábamos en él, sufre un tumor cerebral que lo crucifica en una silla de ruedas, fajado como el niño del pesebre y callado como los santos inocentes… ¡Qué modo de vivir el sacerdocio, después de tantos cursos de preparación y cuando hacía tanta falta!

Y lo pienso en estos días en que acabo de pasar por cuarta vez por el quirófano, y los lentes se enturbian. No hay más que un único Sacerdote, el Señor Jesús. Un único predicador, y nosotros siervos que hacemos lo que nos toca.

Gracias, Pedro Mari, porque a tu lado y a una distancia de 12 h de vuelo, me he sentido siempre acompañado por ti. Espero que seas feliz en esta comunidad de tres, que constituyó unas de las ilusiones de tu vida. Que el Señor te bendiga y nos bendiga en los años que nos restan para servirle.

Un abrazo.

Fotos: Patio de Valcheta, debajo de la parra, con el p. Pedro mezclado entre la gente.
El P. Jean B. en su silla de ruedas entre los estudiantes filósofos de Yaoundé, Camerún.

sábado, 11 de diciembre de 2010

EVANGELIO PARA JÓVENES: “¿Eres tú el que tenía que venir o tenemos que esperar a otro?” Lc 11,2-11


Me impresionan las dudas de Juan Bautista, aquel león del desierto que rompía los corazones como piedras, que se enfrentó al rey Herodes llamándolo adúltero y tirano, dispuesto a que le cortaran el cuello por no callar su Palabra. Desde lo profundo de su mazmorra, duda si se habrá equivocado sobre el mesianismo de Jesús.

Jesús respondió: Miren las obras que hago, sanando, curando, liberando.- Miren las obras de Juan, si quieren saber si es un profeta auténtico: ¿Está en los palacios y en las salas de fiesta? ¿Es un bambú sacudido por el viento, sin voluntad ni carácter? ¿Es un dandy o un profeta que prepara el camino?

Esto me ha recordado una canción de hace 30 años de R. Arjona: “Jesús es Verbo, no Sustantivo”. Contestataria y cuestionante, ¿servirá también para los jóvenes de hoy? Confieso que para mí Jesús es sobre todo un Sustantivo/Yo soy el que soy/la Roca, pero que su Esencia es también su Verbo/su Acción/su Misión.

No me desagrada cuando dice que a Jesús le gusta que actuemos (Mc especialmente), que la Biblia se resume en amor (Jn), que la Iglesia se lleva en el alma (Pablo), que los sermones de Jesús se explican por cómo los llevaba a la práctica (Mt), que se fue al cielo para que ahora nosotros actuemos en su nombre (Lc).

Dedicado a todos mis amigos/as jóvenes. Escucha esta música. Responde este test. Pregúntate qué esperas (adviento) y encontrarás (navidad).

Jesús Verbo No Sustantivo

Ricardo Arjona

Ayer, Jesús afinó mi guitarra y agudizó mis sentidos, me inspiró
Papel y lápiz en mano, apunto la canción y me negué a escribir
Porque hablar y escribir sobre Jesús es redundar, seria mejor actuar
Luego, algo me dijo que la única forma de no redundar es decir la verdad
Decir que a Jesús le gusta que actuemos, no que hablemos
Decir que Jesús es más que cinco letras formando un nombre
Decir que Jesús es verbo no sustantivo

Jesús es más que una simple y llana teoría
¿Qué haces, hermano, leyendo la Biblia todo el día?
Lo que allí está escrito se resume en amor; vamos, ve y practícalo
Jesús, hermanos míos, es verbo, no sustantivo

Jesús es más que un templo de lujo con tendencia barroca
El sabe que total a la larga esto no es más que roca
La iglesia se lleva en el alma y en los actos, no se te olvide
Que Jesús, hermanos míos, es verbo, no sustantivo

Jesús es más que un grupo de señoras de muy negra conciencia
Que pretenden ganarse el cielo con club de beneficencia
Si quieres tú ser miembro activa, tendrás que presentar a la directiva
Tu cuenta de ahorros en Suiza y vínculos oficiales

Jesús es más que persignarse, hincarse y hacer de esto alarde
El sabe que quizá por dentro la conciencia les arde
Jesús es más que una flor en el altar salvadora de pecados
Jesús, hermanos míos, es verbo, no sustantivo

Jesús convertía en hechos todos sus sermones
Que si tomas café es pecado, dicen los Mormones
Tienen tan poco que hacer que andan inventando cada cosa
Jesús, hermanos míos, es verbo, no sustantivo

Jesús no entiende por qué en el culto le aplauden
Hablan de honestidad sabiendo que el diezmo es un fraude
A Jesús le da asco el pastor que se hace rico con la fe
Jesús, hermanos míos, es verbo, no sustantivo

De mi barrio la más religiosa era doña Carlota
Hablaba de amor al prójimo y me ponchó cien pelotas
Desde niño fui aprendiendo que la religión no es más que un método
Con el título prohibido pensar que ya todo está escrito

Me bautizaron cuando tenía dos meses y a mí no me avisaron
Hubo fiesta, piñata y a mí ni me preguntaron
Bautízame tú, Jesús, por favor, así entre amigos
Se que odias el protocolo, hermano mío

Señores, no dividan la fe, las fronteras son para los países
En este mundo hay más religiones que niños felices
Jesús pensó "me haré invisible para que todos mis hermanos
Dejen de estar hablando tanto de mí y se tiendan la mano"

Jesús, eres el mejor testigo del amor que te profeso
Tengo la conciencia tranquila por eso no me confieso
Rezando dos padres nuestros el asesino no revive a su muerto
Jesús, hermanos míos, es verbo no sustantivo

Jesús, no bajes a la tierra, quédate allá arriba
Todos los que han pensado como tú ya están boca arriba
Olvidados en algún cementerio, de equipaje sus ideales
Murieron con la sonrisa en los labios porque fueron
Verbo y no sustantivo

martes, 23 de noviembre de 2010

Diario Misionero del P. Joan Arbona (15)


Los meses pasan y, con la rutina de cada día, casi no te enteras.

Voy a intentar comunicarles algunos acontecimientos más revelantes...

Reunión de sacerdotes en Sierra Grande.

Como van conociendo nuestras distancias patagónicas les digo que hablar de Sierra Grande es decir 160 Km. de ruta esfaltada.

Nos reunimos un grupo de los misioneros que estamos en esta Zona en un plan familiar: saludarnos, reflexionar un tema de Aparecida, compartir nuestras realidades pastorales, comer juntos. Nos acompañó, como uno más, el P. Obispo Esteban.

Y Udes. dirán tener que hacer 160 Km. sólo para eso? Pues sí es muy interesante compartir unas horas como hermanos sacerdotes. Además hay que pensar que alguno está solo en la Misión.

Octubre, Misión Mariana.

Nuestra Parroquia en la Ciudad de Valcheta está divida en unos 20 sectores. Cada sector suele tener su misionera, o encargada de reunir la Comunidad, de tener reuniones semanales de la palabra, de visitar sus enfermos... de hacer puente con la Parroquia.

Durante este mes la Virgen va misionando. La Misionera todos los días la lleva a una familia con algunas personas que le acompañan cantan, rezan, ponen flores, alguna vela y queda en la familia visitada y el último día cada Sector sale acompañando la Virgen para reunirse todas las Comunidades en la Capilla Medalla Milagrosa. Y juntos terminar el mes.

Se reune bastante gente. Este año el 31 fue Domingo y concelebramos la Misa Dominical recibiendo a todos los grupos y animándoles a reforzar las pequeñas Comunidades.

Día 2 de noviembre los Fieles Difuntos.

Tenemos Misa en nuestro Cementerio. Cementerio humilde,sencillo, pobre. Y me dí cuenta que, hasta en este lugar, las familias más acomodadas se distinguen.

Antiguamente todos sepultados en la tierra, ahora ya hay unos sencillos nichos que el Municipio alquila.

Nuestra Misa es familiar, participada. Todos entregan los nombres de sus queridos difuntos. Los que fallecieron este año los nombramos.

Al terminar vamos a bendecir los diferentes tumbas acompañados por los familiares. Y ellos te van comunicando aquí está, mi hermano, o mi abuelita, o mi hijo... Una chica me dice: aquí está mi mamá que falleció cuando yo tenía un año... Recuerdos y sentimientos familiares se unen. Hacemos memoria.

Aquí no hay muchas flores naturales, algunas flores de su pequeño jardín. Las flores son un artículo de lujo, en Valcheta no hay ningún lugar que venda flores. Pero sí podemos rezar, bendecir, acompañar en la esperanza cristiana.

Viaje y reunión de Delegación en Buenos Aires.

Todos los Misioneros de los Sagrados Corazones nos reunimos 4 veces al año. El domingo 7 de nov. viajamos: Valcheta > San Antonio. Y San Antonio >Capital.

Igual, 1200 Km. Salimos a las 3 de la tarde y llegamos a Bs.As. a las 7 de la mañana del lunes. Nos encontramos a las 10 am, los 12 hermanos que hoy formamos la Delegación del Plata. Encontrarse significa crecer como familia religiosa y con identidad misionera. Esta semana tenía un objetivo preparar el Capítulo General del próximo julio en Lluc. Horas de reflexión de todo el Grupo, de las diferentes Comunidades, Momentos de Orar y Celebrar. Inquietudes, ilusiones, Evangelio, Carisma. Todo se une y se comparte.

Para mi, además. significó después de 4 meses seguidos en Valchete (Patagonia) volver a pisar la Capital. Sólo pude visitar personas muy cercanas, porque los tiempos estaban bien estructurados. Algunos llamé por teléfono, otros ya se me quejaron que no les hubiese visitado. Y en la vida uno tiene que hacer opciones. Y los enfermos que no pueden salir de casa o aquellas personas que necesitan unas palabras de ánimo tienen que tener una preferencia. También me comuniqué con algunos jóvenes. Una pareja que tuvo un hijito durante estos meses nos vino acompañar a Liniers el viernes. El Bus tuvo 2 horas de retraso y nos acompañaron hasta que subimos al Bus.

Uno tiene que agradecer a Dios todos estos pequeños testimonios o finuras de amor y amistad de nuestra gente!

Ojalá todos sepamos tener detalles para todos los que nos rodean! Hasta la próxima.

Joan

NB: La foto muestra los 3 miembros de la comunidad patagónica: Joan (mallorquín), Edward (Rwanda), Pedro Mari (Navarra) que en diciembre cumple 50 años de ordenación sacerdotal.

domingo, 21 de noviembre de 2010

EVANGELIO PARA JÓVENES: “Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu Reino”.

Hoy acabamos el año litúrgico contemplando a Cristo crucificado según Lucas 23,35-43. Un misterio que nos toca en lo más profundo. Y quisiera acercarme a él por el rayo de luz de los versos de León Felipe, español exiliado de la guerra incivil de 1936, de fe atormentada, que pone la cruz en el centro: “Aquí cabe crucificado nuestro Dios, / nuestro Dios próximo, / nuestro pequeño Dios, / el Señor, / el Enviado Divino / el Puente Luminoso, / el Dios hecho hombre o el Hombre hecho Dios, / el que pone en comunicación nuestro pequeño recinto / planetario solar / con el universo de la luz absoluta / Aquí cabe ¡crucificado!... en esta cruz... / Y nuestra pobre y humana arquitectura de barro... cabe... ¡crucificada también!”

Una cruz sencilla, a nuestra medida, colgada en la cabecera de mi y tu cama, a la que podemos hablar frente a frente: “Cristo / te amo / no porque bajaste de una estrella / sino porque me descubriste / que el hombre tiene sangre, / lágrimas, / congojas... / ¡llaves, / herramientas! / para abrir las puertas cerradas de la luz. / Sí... Tú nos enseñaste que el hombre es Dios... / un pobre Dios crucificado como Tú. / Y aquél que está a la izquierda en el Gólgota, / el mal ladrón... / ¡también es un Dios!”.

(Una copia de estos versos se encontró entre los papeles arrugados del Ché Guevara, muerto en Bolivia). Ante este Crucificado tenemos todos que definirnos, asumir nuestro papel:

“En la tragedia del Calvario... / retablo, historia, cuento... en ese cuento / contado por Dios, / deshojado por Dios / como una rosa de luz y de sangre / versículo a versículo, / pétalo a pétalo / y recogido en las cuatro bandejas de plata / de los Sagrados Evangelios... / ¿Cómo se llama el traidor?... / ¿Quién es el personaje siniestro?... / –Judas. / –¡No! / –¿Quién entonces? / Nadie. El viento (...) Judas es esa túnica sucia y vacía, / colgada de una higuera, / henchida, / bamboleada, / movida grotescamente por el viento.../ y un año se la pone Juan / y otro se la pone Pedro. / Lo mismo que la cruz / –¿Lo mismo que la cruz? / ¿También Cristo es el viento? / –¡Cristo es la cruz vacía! (...) ¿De quién es este año? / ¿A quién le toca hoy / el cetro de la caña de escoba, / el INRI / y la corona de sarmientos?”

Un año a mí, un año a ti, no sabemos cuándo, pero no podemos esquivar la cruz, que siempre nos parece injusta. Ojalá que no crucifiquemos a nadie, sino que ayudemos a bajar de su cruz a los crucicados. Ojalá acabemos rezando como el buen ladrón: “Jesús, reconozco mi pecado, acuérdate de mí en tu Reino”.

Si quieren leer un artículo más extenso de ROSARIO HERRERA GUIDO (2007) http://leonfelipe2.blogspot.com/2007/05/len-felipe-cristo-y-la-cruz.html

Esta foto impresionante la tomé yo con mi humilde móvil/celular en la parroquia de Selva (Mallorca).

viernes, 5 de noviembre de 2010

EVANGELIO PARA JÓVENES: “Una novia para 7 hermanos”.

Unos hombres saduceos (declaradamente uncidos al poder, codiciosos y machistas), dijeron a Jesús:

¿De qué sirve a una mujer que haya resurrección, si está condenada a tener siempre un hombre que la posea y la domine con el fin de conseguir descendencia o alguna heredad ambicionada? ¡Para ser esposa de 7 maridos, mejor que la pesadilla termine algún día! Y si los muertos no resucitan, comamos y bebamos que mañana moriremos…

Y él les respondió: Siempre hablan de parte de los victimarios y no de las víctimas. pero se equivocan al pensar que el Reino funciona como este orden presente. Allá no se casan en régimen patriarcal (viven “como los ángeles”) y sus relaciones son “como hijos de Dios”. No es Dios de muertos, sino de vivos; todas y todos están presentes en su corazón de Padre. Por esto quienes mantengan firme la esperanza de la resurrección (en otra vida posible, que es la nueva del Reino), son capaces de empezar a vivir en este tiempo “como si ya hubieran empezado a resucitar”.

Para profundizar más el evangelio de este domingo, pueden leer: Lucas 20,17-38 y el comentario de X. Pikaza .

martes, 2 de noviembre de 2010

Respuesta de J. Comblin: Los laicos son los que pueden evangelizar el mundo de hoy

Y ¿quién va a evangelizar el mundo de hoy?

(Esta es la respuesta de J. Comblin, en una conferencia dictada en la UCA de El Salvador: Los laicos son los que pueden evangelizar el mundo de hoy. Directa a la mandíbula, provocadora, esperanzadora ... Al menos la tendrías que conocer, como la presento aquí resumida. Y mejor si la lees completa con detenimiento y diálogo)

"Para mí, son los laicos. Y ya aparecen muchos grupitos de jóvenes que justamente practican una vida mucho más pobre, libres de toda organización exterior, viviendo en contacto permanente con el mundo de los pobres. Ya hay; habría más si se hablara más, si fueran más conocidos… Una vez que se unan, formen asociaciones, cada cual con su tendencia, su modo de espiritualidad. No espero mucho del clero. Entonces es una situación histórica nueva.

(Los laicos) tienen más preparación para actuar en el mundo, aunque no tengan mucha teología. ¿quiénes van a realizar el programa de Aparecida, van a ser los sacerdotes?

Yo no conozco todo, pero los seminarios que yo conozco, las diócesis que yo conozco, se necesitaría 30 años para formar un clero nuevo: y ¿quién va a formarlo? Para los laicos es distinto: hay muchísima gente dispuesta, y gente con formación humana, con capacidad de pensar, de reflexionar, de entrar en relación y contactos, de dirigir grupos, comunidades, grupos. Pero muchos todavía no se atreven, no se atreven. Pero ahí está el porvenir.

Un día me llamaron (de Fortaleza, Brasil): eran 300, llorando, lamentando: "y ahora no podemos hacer nada; y ahora, ¿qué pasa?". Yo les dije: "pero, ustedes son personas perfectamente humanizadas, desarrolladas, con una personalidad fuerte. Han tenido éxito en su familia, han tenido éxito en sus carreras, en sus trabajos profesionales. ¿De qué ahora se preocupan si el obispo quiere o no quiere? ¿Por qué se preocupan si el párroco quiere o no quiere? Ustedes tienen toda la formación suficiente y la capacidad: ¿Por qué no actúan, no forman una asociación, un grupo, en forma independiente?"

Porque el derecho canónico -como muchos católicos no saben-, el derecho canónico permite la formación de asociaciones independientes del obispo, independientes del párroco -eso no se enseña mucho en las parroquias, pero es justamente algo que sí, es importante-. Entonces ustedes pueden muy bien juntar 4, 5 personas para organizar un sistema de comunicación, un sistema de espiritualidad, un sistema de organización de presencia en la vida pública, en la vida política, en la vida social: 300 personas con ese valor. Si paga, si tiene que pagar a 5, cada uno va a gastar ni siquiera el 2% de lo que gana, o sea pueden muy bien mantener a 5 personas dedicadas a eso. Y van a escogerlos entre 25 y 30 años porque esa es la época creativa. Hasta los 25, el ser humano se busca. A partir de este momento termina sus estudios, ya ha conseguido un trabajo. Entonces ya quiere definir su vida: estos son los que tienen capacidad de inventar. Todas las grandes invenciones se han hecho por gente con esa edad.

Pero no lo hicieron: ¿Por qué? ¿Qué pasa? ¿Por qué tanta timidez? Ustedes que son tan capaces en el mundo, ¡en la Iglesia nada! No se sentían capaces, necesitaban del obispo que les diga qué hacer, necesitan sacerdotes que les digan: ¿Cómo es posible? A lo mejor no se les enseñó: pueden ser adultos en la vida civil y niños en la vida religiosa.

¡Pero nosotros podemos!

Nosotros podemos hacerlo y multiplicarlo en todas las regiones que vamos a conocer. Entonces el porvenir depende de grupos de laicos semejantes, que ya existen aunque todavía estén muy dispersos.

Entonces habrá que cambiar la tarea de la teología un poquito: menos académico, más orientado hacia al mundo exterior todos los que no están más en la red de influjo de la Iglesia, que no reciben. Pero, presencia en eso. Y una teología que se pueda leer, sin tener formación escolástica, porque anteriormente si no se tenía formación aristotélica no se podía entender nada de esa teología tradicional. Bueno, la filosofía aristotélica ha muerto, o sea, los filósofos del siglo XX la han enterrado. Entonces, ahora tenemos libertad a ver en el mundo como nos abrimos".

lunes, 1 de noviembre de 2010

Primera respuesta: Nuevo grupo de Laicos Jóvenes con familia y trabajo


Estimado Jaume, considerando los temas que compartimos y la realidad que vivo, y que puede ser similar a la de otros jóvenes que como yo corren de un lado a otro, se llenan de responsabilidades, pero que sienten que les falta algo, más aun saben qué es o pudiera ser, lo que les falta, e incluso podrían saber dónde buscarlo o conseguirlo, pero siguen igual que YO -again- inertes...

Vayan aquí algunas consideraciones, acoto que parten desde mi propia experiencia, y que por demás estoy claro en que no existe fórmula perfecta para animar, acompañar o simplemente participar en algún grupo, sea este social, eclesial, apostólico, comunitario o de cualquier otra índole...

1. Lo primero es definir el perfil del grupo, definiendo el de los participantes... Edad comprendida entre...?? Casados, Solteros o ambos?

2. Las reuniones bien podrían bien ser mensuales o bimestrales... con uno o dos encuentros por año, en fecha que coincida con la reunión, para que la misma quede sustituida por dicho encuentro. Dicho encuentro podría de conviviencia-retiro si se quiere, que comprenda un fin de semana; el mismo podría estar compuesto de dos partes, una abierta donde se compartan experiencias, se dialogue, se hable, se trabaje en grupo, se traten temas, y otra por supuesto de celebración y oración individual y/o comunitaria... Poco importa si cada encuentro sigue el mismo esquema cada vez, ya que lo tratado será distinto y acorde al momento...

3. El acompañamiento tanto en las reuniones como en el (los) encuentro(s) es importante...

4. Bien podríamos tener alguna guía o material de estudio, el mismo se puede distribuir entre los participantes, o puede entregarse el material de la próxima reunión en la anterior, para que se estudie, se lea, se comparta... Es bueno tomar en cuenta a la hora de elaborar un material, preparar o compartir una reunión, además de las celebraciones, fechas y tiempos propios de nuestra iglesia dominical, hacerlo a la luz del evangelio, y entrelazarlos con nuestra identidad socio-cultural, si no es mucho pedir... Como grupo joven adulto que ya ha tenido otras experiencias, aprenderemos y estaremos dispuesto a compartir reuniones de al menos dos horas, e incluso cuando no podamos participar en alguna reunión, tendremos la posibilidad de saber que se va a tratar y de hacer alguna aportación (reflexión, lectura sugerida, canción, etc.) que entendamos apropiada para la ocasión... Cada reunión, podría terminar con algún compromiso, con algún apostolado personal, y de vez en cuando alguno grupal para la siguiente reunión de ser posible... cosas pequeñas, pero con amor...

5. Los medios electrónicos nos brindan una oportunidad abierta para compartir nuestras experiencias, reflexiones, sugerencias para nuestras próximas reuniones, y colgar de cuando en vez algo apropiado para el consumo y crecimiento de todos los miembros del grupo... esto además ayudará a estrechar los lazos, y el tiempo entre cada encuentro, y otras personas en otras latitudes podrían hacer los mismo y unirse en un mismo espíritu y carisma... igual si algún miembro no es asiduo a estos medios, podrá leer en algún material impreso los temas y "rumiarlos" un poco antes y después de cada reunión...

Perdona si parezco un poco idealista, o algo neurótico-organizado, pero entiendo que si no hemos madurado un poco en este aspecto de nuestras vidas, al menos habremos crecido de manera personal como para asumir compromisos de esta magnitud...

No les niego que me asusta un poco asumir nuevos compromisos, pero me asusta más dejar que se me pase el autobús (o el Metro de Sto. Dgo.) sin hacer algo... Jaume, si quieres hacer alguna propuesta concreta aprovecha que se acaba el año y a ver si el 2011 trae nuevos bríos...

En los mismos SSCC que desde hace 18 años... con cariño!!!

Jaimito

viernes, 22 de octubre de 2010

Carta a un joven, que tiene dificultades para vivir su compromiso de Laico Misionero después de haberse casado


Jaime, me alegro de recibir alguna señal de humo, que es el modo como se comunicaban los indios en el farwest. ¿Y no son ligeras como nubecillas que se lleva el viento las comunicaciones del Facebook?

Ya veo que me estás haciendo una confesión general como cuando nos sentábamos en la cama o en las mecedoras de la Islita, circumrodeados por un torrente que corría lleno de basura. Te perdono todos los pecados, si es lo que buscas. Pero preferiría compartir un poco más tu vida de recién casado, conversaciones intrascendentes pero más cercanas. ¿No te parece feo que tuviera que seguir tu boda por uno de tus álbumes on line?

Me dices que Raysa y tú están bien, que el trabajo y el negocito que has abierto te tienen atado, que tienes que recorrer cientos de kms hasta Santiago, que has tenido unos días de ensueño con la visita de tu hijo Nathan, pero que te ha dejado muy triste ahora que regresó a New York. Que no dejas de rezar con tu esposa y sueles frecuentar la misa dominical, pero que echas en falta las actividades eclesiales, desde hace mucho… Y “a ver cómo nos enfilamos nuevamente en alguna labor pastoral, pero en ese aspecto te confieso que he estado muy pero muy lento”.

Entiendo lo que me cuentas, pero no te conformes. Esto va para largo, será un estado permanente que no durará dos días, ahorita llegan los hijos … Una veintena de años, por lo menos, ¿qué te parece la perspectiva?

¿No crees que sería el momento de crear un estilo de LMSSCC joven (casado, con mucho trabajo, sin mucho tiempo, pero con mucho amor)? Bastaría conectar con unas cuantas parejitas de aquellas con las que te reunías de soltero. Un sancorcho, por ejemplo, o un morito de camarones juntos. Exponer el proyecto, echarle ganas, y firmar un compromiso sencillo y llevadero. Una cuota personal de oración en pareja, en el secreto de la habitación o sentados a la hora del atardecer frente a la bahía. Participación en la misa dominical, cuidando mucho la comunión con el grupo (aunque sea en la distancia de san Agustín o en Samaná). Un acompañante que les hiciera llegar la lectura comentada de cada domingo y unos recursos para las fechas señaladas en rojo corazón. Entrar de vez en cuando en la web de la congregación, en mi blog. Unas pocas reuniones al año, pocas pero bien preparadas (por ejemplo, dos al año, un retiro en verano y una celebración en navidad donde se comparta la espiritualidad matrimonial…). La misión de laico ejercida en medio del mundo, como toca, en el trabajo que es tu oficio, en las relaciones sociales o políticas.

¿No te parece que se podría abrir un grupo de LM jóvenes, en situación parecida a la tuya, en facebook? A mí y a otros nos encantaría ser un acompañante invitado, ver que otros siguen la misma causa y que nuestra pasión no ha sido en vano...

Con un fuerte abrazo, espero algún eco de esta idea loca.

martes, 19 de octubre de 2010

Otra Celebración del 12 de Octubre (Pascual Ortiz))



(Mi amigo Pascual, desde Sabaneta, RD, me envía su particular celebración del mismo 12 de Octubre. Supongo que esta Memoria de un Misionero es la suya, pues estuvo de voluntario en Rwanda, que lleva en el corazón. Aún teniendo familia numerosa, es Laico Misionero de los SS. Corazones y asociado al grupo "Jesús, mi primer amor". Miembro de diversos grupos de promoción de la Línea Noroeste, no encontrarán fotos de él en fb, pero sí su firma en manifiestos a favor de los palestinos o de quien sea que luche en cualquier rincón, es universal. Y, sin embargo, a Pascual cada día se le pone la cara más color de la tierra. Un abrazo, Pascual)

Memoria, de un misionero...

Por: Pascual Ortiz

Y llegaron ellos
con la espada y la cruz
disfrazados de cristianos,
ay,
y nos abrieron el costado
como el de Cristo.

La sangre corrió por nuestras tierras
y sacrificó nuestra vida terrena,
no así
la eterna.

Una sombra de muerte
cubrió el horizonte
y el cielo
y la luna
lloraron de pena.

Mientras, los cuerpos adoloridos
que aun quedaron vivos
fueron controlados por el inquisidor
que con cara de loco
sometía a la población
a crueles trabajos forzados.
Y el cazador de fortuna
para la corona
fue vencido por los dioses usureros y asesinos
del imperio genocida.

La casa de los abuelos/as heroicos/as
en poco tiempo moría.
El mundo de la tierra materna
sucumbía en las lanzas del animal torturador
que con la piel blanca
y los ojos de perro
destruía la vida
humana y natural
por el oro.

Ningún niño/a
fue perdonado,
pasaron también por las espadas
del conquistador enfermo.
La convivencia pacífica del paraíso
fue despojada del suelo
por un reino
que ellos
subieron al cielo inalcanzable.

Desde aquel día
el alma en la casa grande
no volvió a tener paz,.
todo quedó como muerto
mientras el veneno maldito
que fue lanzado a la tierra
dejó todo cubierto de cruces

El ruido de cantos bañado de sangre
se arrastraba
y las palabras en la oscuridad del tiempo
iba de voz en voz:
lo imposible
se hará posible,
susurraba,
por hacer posible vivir.

El aire
de día
de noche
con bravura llamaba la libertad.

El cielo desde la distancia,
como una madre,
anunciaba la vida.

Desde el calor esperaba
el espíritu
que junto al retoño
esperaba.

La tierra dirigía su mirada implorante
al Dios cierto,
Padre materno y solidario,
que desde el árbol de la vida
moría con los crucificados

Pero, resucitado, retornaba las victimas
porque el Dios de la tierra
siembra la vida
resucitándola del polvo,
y ésta prepara la tierra
para la cosecha
que será comida solidaria
para las bocas de los caídos.

Así fue
como sin volver a morir
echaron a volar los espíritus sagrados
de los pobres
martirizados
perseguidos
torturados
encarcelados
por los caminos de la vida

Tomaron la libertad de la naturaleza
y volvió a hacer su bandera la tierra.
La verdad plena regresó al santuario de la historia
haciendo de la fiesta el nuevo rostro
de la comunión recuperada.

Y la dignidad
alzó las cabezas caídas
y reconcilió la madre tierra con la vida.
La confianza
llegó atravesando la muerte
que pisaba el cielo del pueblo
y las lluvias
bañaron de agua el fruto bendito
de las hijas del Espíritu Cósmico,
Umbrales del Tiempo Sagrado,
Cara Trinitaria
del Dios de la Gracia,
Taita,
Mama,
Nuestro/a .

Amén.

Pintura: Levántate, Lázaro (Ramón Oviedo)

lunes, 18 de octubre de 2010

Diario Misionero del P. Joan Arbona (14)


Mina san José, Copiapó Chile.

Les comparto la reflexión que tuve por nuestra Radio Luján, Valcheta, el día 14 de octubre a las 8,15 de la mañana.
Me hacía estas preguntas:
Qué vimos? abrazos, lágrimas, fiesta...
Qué escuchamos? testimonios de vidas, expresiones de fe, de agradecimiento...
Qué sentimos? Qué experimentamos? todos como una gran familia universal, solidaria con los 33 mineros y sus familias...
33 familias y un Pueblo que han vivido los misterios del Rosario: dolor, gozo, luz y gloria. Realidades de la vida de cada día.
Una gran esperanza alimentada por la fe, la oración y la caridad hecha solidaridad...
Que terminaba con la Pascua, un Pueblo que espontáneamente sale a la calle y celebra la victoria. "El PASO de la esclavitud a la LIBERTAD, El PASO de la muerte a la VIDA". Fiesta, canciones, música, banderas, luces...
Chile, el país hermano de Argentina, separado por la cordillera de los Andes, que ha sido probado este año en diferentes circunstancias, daba una gran lección a todos los que quisimos estar cerca y solidarizarnos con la dura realidad.
El nombre de DIOS lo escuchamos en boca del Presidente, de los mineros, familiares y tantos otros... Nuestro Pueblo sigue con su religiosidad y creencia.
Las expresiones de fe, celebración de la Eucaristía, vigilias de oración, oraciones "gritos esperanzados"...
Solidaridad con los mineros y con todos sus familiares "en el campamento de la esperanza"...
"GRACIAS" , esta linda palabra, cuánto significado, y repetida continuamente por unos y por otros. Gracias a Dios!
PERO tiene que terminar con el COMPROMISO: Tomar conciencia de los "derechos del trabajador" y que no se puede exponer a unos hombres a perder la vida a costa de las ganancias de una empresa. Todo trabajo tiene sus riesgos, unos más que otros, pero hay que poner las medidas a nuestro alcance para salvaguardar la vida.
Después hemos leído reflexiones en los diferentes medios, por escrito y reportajes, bien presentados y para un gran público.
Pero no he descubierto esta vivencia de FE que creo que ha sido una gran lección de vida para nuestra sociedad actual.

Visitas de enfermos en el hospital.
Un domingo por la tarde visitamos a una de nuestra catequistas y colaboradora de Concordia que está internada. La encontramos acompañada por algún familiar y un grupo de feligresas. Compartimos nuestra amistad y fe en un ambiente familiar y de Comunidad. Y seguimos los diferentes enfermos: Roberto, un hombre mayor del paraje del Tembrao, con muy poca familia, a quien acompañan dos pobres que viven el Hospital. Había recibido la Unción de los enfermos hacía unos días. Hablamos y rezamos. Falleció la semana pasada.
Un joven, Matias, huérfano de hace muchos años. Que tiene dificultades de presión. Ahora está internado porque para venir del campo tuvo que esperar unos días porque no hay facilidades. Tiene pareja y una hijita. Lo encontramos solo con su pequeña radio. Nos agradeció la visita.
Y la última visita fue para una pequeña de año y medio internada por enfermedades bronquiales, con su oxígeno y suero, estaba acompañada por la mamá y otros familiares.

Visitas a los enfermos en sus casas.
Con la Sra. Cata, del Ministerio de la salud, dedicamos un día por la mañana a visitar enfermos que no pueden salir de casa. Cada casita tiene su ambiente y es un signo de su realidad económica. Todos agradecen que el sacerdote los visite aún que no sean católicos o no vivan una vida según "nuestra moral". Una mujer mayor en su silla de ruedas, que se mueve en su casita de lo más bien haciendo todos los trabajos que puede. La vimos animada y contenta.
Un hombre ciego, que trabajó en el campo. Estaba solito en una casita muy pobre, pero también feliz. Una mujer cuida de la limpieza y de la comida.
Otra mujer con muchas dificultades para caminar, con muchos quilos de más, pero animada, y nos ofreció unas pastas fritas recién hechas. Con todos estuvimos un rato compartiendo vida y esperanza.
Otro día estuve visitando a una familia, ya que la mamá me había visitado preocupada por ciertas dificultades que pasa su hija. Fue lindo sentarnos el matrimonio y la hija de unos 13 años compartiendo mate entorno de la mesa. Fue un compartir, un escuchar, animar...
muchos problemas (enfermedades) son falta de diálogo...

Peregrinación a la Virgen Misionera en su Santuario de Conesa.
"Madre queremos una patria para todos" ha sido el lema de este año del Bicentenario.
El segundo domingo de octubre de cada año se hace esta peregrinación Diocesana. Este año ha sido el 31 aniversario de la entronización de la Virgen Misionera de Río Negro.
Salimos de Valcheta a las 5,30 de la mañana los 3 Padres: Pedro, Edouard y Joan. Nos acompañan dos feligresas: Nicanora y Carlota.
Llegamos a Conesa pasadas las 8, saludamos a los sacerdotes, Padre Obispo Esteban, laicos conocidos... al poco rato sale la peregrinacion. El Domingo es relindo, con un buen sol. Con el P. Pedro nos adelantamos con la furgoneta al Santuario y nos disponemos, a la entrada del Santuario, para atender a los peregrinos. Bendecir, escuchar, reconciliar, animar...
La mayoría que vienen al Santuario aprovechan ya que en sus Comunidades o no tienen sacerdotes, o no tienen facilidad para poder compartir con un sacerdote. Hay momentos muy profundos y emocionantes.
A las 12 tuvimos la Concelebración presidida por el P. Obispo y concelebrada por la mayoría de sacerdotes de la Diócesis.
Misa al aire libre, familiar, con un buen grupo que anima el canto y buena organización. Nos reunimos más de 1000 personas. Bastantes familias. La misa fue muy participada y el P.Obispo muy animoso.
Saludamos al monje-ermitaño P. Leandro que está haciendo una experiencia contemplativa con sus horas de oración, estudio, trabajo, su día de caminar...
Terminada la celebración, las familias y grupos se reunen buscando la sombra de los árboles para compartir el asado, choripanes, empanadas. Saludarse, cantar folclore, bailar, alegría y fiesta...
Una jornada bajo la sombra de la Virgen Misionera que nos anima a seguir sembrando la buena semilla del Evangelio en nuestra árida Patagonia.
Esta mañana hemos celebrado las primeras Comuniones y también celebramos el "día de la madre".
Hasta la próxima, un fraternal abrazo misionero.
joan arbona msscc.

sábado, 16 de octubre de 2010

Para quitarnos el sueño (Domingo 29 C)


Si ahora mismo me preguntaran cuál es la página más interesante del NT, respondería que el evangelio de Lc 18, 1-8, que leemos este domingo 17 de octubre.

“Pocos pasajes evangélicos atestiguan tan vivamente la trayectoria que pudo seguir una enseñanza desde su primera formulación hasta su expresión última” (F. Bovon). Pero, además, añado yo, pocos resultan tan enlazados con la actualidad, siempre que no nos conformemos con las traducciones ritualizadas oficiales, y nos atrevamos a desmontar el tejido del texto (exégesis). Es decir, a hacerlo lectio divina, desde el estudio, la oración y la actualidad.

1. Lc 18, 2-5 Pocos como éste nos ofrecen el aire fresco, provocador de una parábola sorprendida en la boca de Jesús de Nazaret. La viva descripción de los personajes populares bien conocidos: “Había un juez en una ciudad que no temía a Dios ni respetaba a los hombres” (corrupto y haragán, no hace nada, no reacciona a los problemas que le traen).- “Había también en esa ciudad una viuda que venía a él y le decía: Hazme justicia contra mi adversario” (perseverante y molesta, jodona como una piedrecita en el zapato). “Y durante largo tiempo no quería. Pero después se dijo a sí mismo: Aunque no temo a Dios ni respeto a los hombres, sin embargo por las molestias que esta viuda me causa, le haré justicia, no sea que, al final, me pegue en la cara y me ponga morado”. (¿Cómo se atreve a comparar a Dios con este juez inicuo y sin entrañas? ¿Qué querrá decir? ¿Esta es la justicia de Dios, bendito sea su nombre, el Innombrable, el Compasivo y Misericordioso?

2. Lc 18, 6-7 “Luego el Señor (el Maestro que nos explica la parábola, el Kyrios/Señor que adoramos en la Liturgia) dijo: Escuchad bien lo que dice el juez inicuo: ¿No hará justicia Dios a sus elegidos que claman a Él día y noche?” Alguien de la comunidad objeta: “Pero tarda mucho a este respecto, Dios es muy paciente”. Lucas: “Os digo que les hará justicia sin tardanza” (que no significa exactamente “enseguida, de una vez”; que nos invita a examinar si nosotros oramos con la fe de esta viuda). Lo importante no es nuestra oración personal, nuestro caso particular, sino que nos identifiquemos con “sus elegidos” (la comunidad amada) que “claman día y noche” (pobre, desamparada como la viuda; a merced del amo cruel, de la justicia inmisericorde). Esto significa que “hemos de orar siempre” (aunque vivamos en el desamparo, víctimas de la injusticia, no dejar de resistir e importunar como la vieja). En la Lectura comunitaria que hemos tenido esta mañana, por primera delante de la chimenea, uno comparaba la viuda con el caso mediático de los mineros chilenos. Lograron salir del pozo por su fe, por la tenacidad de las familias; como decía el presidente, por el orgullo de un pueblo no desarrollado del todo, pero que sabe responder a la adversidad.- Otro la comparaba a las comunidades cristianas del Próximo Oriente, reunidas en Sínodo en estos días (reprimidas, minoritarias, tentadas a emigrar, pero resistentes).- Yo cito el caso del teólogo Jon Sobrino que acudió al Congreso de la Asociación Juan XXIII con una sonda colgada del brazo (acabado de salir del hospital, con cáncer pero resistente para que no se acalle la causa de los que padecen injusticia). Nuestra fe ¿es como la resistencia de la viuda?

3. Lc 18, 8 conserva la pregunta más inquietante de la historia que nos llega desde Jesús ( o, al menos, desde la comunidad lucana): “Sin embargo (tengo que confiaros una duda, una preocupación que llevo clavada como una espina), cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará la fe sobre la tierra?” Caramba, si yo, mi familia, mi comunidad… ¿qué opinan: habremos mantenido la fe? Algunos avisan que no se refiere a cualquier clase de fe (todas respetables), sino precisamente a “esta clase de fe” de la viuda, como la comunidad elegida que resiste, la que hace de la vida oración y acción, capaz de transportar montañas o árboles corpulentos. Que “siempre habrá pobres”, ya lo sabemos. Pero la pregunta es si nosotros, los injustamente tratados sobre todo, no claudicarán en su resistencia y en la fe en el Dios Vivo. Si la Injusticia, Mamona/la Riqueza, el Poder sin entrañas no acabarán comiéndose a los pobres, si acabará el cristianismo. Una pregunta para espabilarnos y hasta para quitarnos el sueño.